La autovía del Coral

La Autovía del Coral

SANTO DOMINGO.- La opinión pública se ha expresado de manera concordante y vigorosa: el Gobierno debe construir , que enlazará, en un trayecto de 70 kilómetros, los aeropuertos internacionales de La Romana y Punta Cana. El parecer de empresarios, líderes políticos, profesionales y dirigentes cívicos favorece de modo unánime la construcción de esta vía, que completaría el trayecto hasta los polos turísticos del Este y, por igual, haría posible el recorrido de la ciudad de Santo Domingo al aeropuerto internacional de Punta Cana en menos de dos horas.

La justificación socioeconómica del proyecto es palmaria. En primer lugar, los enclaves turísticos situados en el ámbito oriental (La Romana, Bayahíbe, Dominicus, Punta Cana, Bávaro, Cap Cana, Macao, Uvero Alto) concentran alrededor de 60% de las 52 mil habitaciones que constituyen la oferta hotelera del país. Asimismo, los aeropuertos internacionales localizados en este corredor (Las Américas, Romana, Punta Cana) manejan cada año 2.2 millones de pasajeros, lo que representa un 75% de los visitantes extranjeros a la República Dominicana.

Del mismo modo, es obvio que con esta facilidad vial se favorecería el espacio de la capital dominicana como una oferta turística complementaria, dado que los visitantes a los hoteles del Este se colocarían a menos de dos horas de las actividades comerciales, recreativas y culturales de la ciudad de Santo Domingo. Un beneficio adicional de esta vía, no menos singular, derivaría del ágil acceso de los habitantes capitalinos al aeródromo de Punta Cana, único en el país con vuelos regulares a las principales ciudades del Norte de Europa.

En general, el proyecto de complementaría los esfuerzos gubernamentales para integrar el Corredor Vial del Este. Con esta red de carreteras, que dotaría de comunicación terrestre expedita al principal centro turístico de la nación, se favorecerá, por igual, el flujo del turismo interno.


Cabe destacar que el doctor Leonel Fernández Reyna, presidente de la República, inició la construcción de un Bulevar de 44 kilómetros que enlazará los enclaves hoteleros desarrollados entre Punta Cana y Uvero Alto. Esta importantísima iniciativa, que servirá de complemento y permitirá distribuir a lo largo de la franja hotelera del Este el turismo extranjero que arriba a través de las facilidades aeroportuarias de Punta Cana.

A fin de ilustrar a los amables lectores de esta columna, presentaremos un breve perfil del proyecto de la Autopista del Coral, los costos y beneficios, así como el impacto socioeconómico de su ejecución.

Descripción general

El proyecto contempla la construcción de una autopista de 70 kilómetros que enlazará La Romana con Punta Cana. Este tramo de carretera culminará el trayecto vial de Santo Domingo al aeropuerto internacional de Punta Cana, centro neurálgico del desarrollo turístico oriental.

Actualmente, el viaje de Santo Domingo al aeropuerto de Punta Cana requiere de unas tres horas, con un recorrido total de, poco más o menos, 240 kilómetros. Al finalizar los trabajos proyectados en el Corredor Vial del Este, el recorrido total de Santo Domingo al Aeropuerto de Punta Cana será de unos 190 kilómetros, con un ahorro cercano a los 50 kilómetros respecto al actual trayecto y con una economía de tiempo superior a una hora.

La ruta comprendería los siguientes tramos de carretera: (1) Autopista de las Américas, de 30 kilómetros de longitud, en proceso de ampliación a seis carriles; (2) Autovía del Este, de 40 kilómetros, construida a cuatro carriles; (3) Circunvalación de San Pedro de Macorís, de 14 kilómetros, construida a dos carriles y en proceso de expansión a cuatro carriles dentro de los alcances de una concesión al sector privado; (4) Autopista San Pedro de Macorís-Romana, de 24 kilómetros, en proceso de ampliación a cuatro carriles dentro de una concesión al sector privado; (5) Circunvalación de La Romana, de 12 kilómetros, parcialmente construida y prevista su ampliación a cuatro carriles dentro de una concesión al sector privado; (6) Autopista del Coral (Romana-Punta Cana), de 70 kilómetros y cuatro carriles, en proyecto.

Se ha previsto construir con un trazado que se inicia en el Aeropuerto de Romana y finaliza en el Aeropuerto Internacional de Punta Cana. La longitud de la Autopista será de 70 kilómetros y el desarrollo vial tendría lugar sobre una topografía prácticamente llana, a través de campos de caña y potreros.

La economía en torno al área de la Autopista del Coral es muy dinámica. La Romana (150 mil habitantes) es un influyente núcleo urbano de la región Este. Higüey (100 mil habitantes) es un centro agrícola y de servicios de gran importancia. El asentamiento hotelero del extremo oriental dispone hoy día de más de 30 mil habitaciones, distribuidas entre los centros de La Romana, Bayahíbe, Dominicus, Punta Cana, Macao, Bávaro, y Uvero Alto. En esta zona se brinda la oferta turística de mayor calidad de toda la isla, y más de dos terceras partes de los ingresos turísticos de la economía dominicana provienen de dichos establecimientos.

La geometría horizontal y vertical de la Autopista del Coral permitirá una velocidad de recorrido de 120 km/hora. Dispondrá de cuatro carriles de 3.65 metros de ancho, así como de paseos laterales de 2.50 metros. Poseerá, además una franja separadora central de 10.00 metros de ancho, a fin de reservar el derecho de vía para una futura ampliación a seis carriles.
Se ha previsto la construcción de puentes de significativa dimensión sobre los ríos Chavón y Duey. Asimismo, el proyecto incluye la construcción de pasos a desnivel y distribuidores de tráfico en todas las intersecciones importantes, con el objeto de garantizar la fluidez del tráfico.

El impacto ecológico de la obra es mínimo. Los terrenos afectados por la carretera son, en su mayoría, potreros y sembradíos de caña de azúcar. En su trayecto no existen ecosistemas que pudiesen ser alterados significativamente por los trabajos de construcción y por la operación de la carretera. Puesto que tampoco la obra atravesará comunidades de tamaño significativo (la vía cruzará a siete kilómetros al Sur de Higüey), la perturbación socioeconómica originada por el proyecto será muy reducida. Costo de inversión del proyecto
El costo de construcción de se ha estimado en US$255 millones. (Dicha suma es insignificante si se considera que la zona produce ingresos turísticos superiores a los US$2,000 millones de dólares anuales.) Este monto incluiría las expropiaciones dentro del derecho de vía, la ingeniería y supervisión del proyecto, el movimiento de tierra, la construcción del pavimento, las estructuras de drenaje, los puentes, los distribuidores de tráfico, las defensas y dispositivos de seguridad, el paisajismo, así como la señalización horizontal y vertical de la Autopista. El tiempo previsto para la construcción total de la obra es de unos 30 meses.Beneficios del proyecto
Los beneficios directos del proyecto están representados básicamente por los ahorros en costos de operación de vehículos, por las economías en el tiempo de recorrido de los usuarios de la vía y por la reducción de los costos de accidentes.

En un análisis preliminar de viabilidad económica se calcularon los costos económicos de operación, con y sin el proyecto, para las diferentes unidades que componen el flujo de tráfico (conservadoramente, se estimó un promedio de 3,500 vehículos diarios durante el primer año). De igual modo, fueron evaluadas las economías en el tiempo de viaje de los ocupantes y en el monto de los accidentes vehiculares. Finalmente, los beneficios fueron expresados por la diferencia entre el costo de transitar en la ruta actual respecto a la operación sobre la nueva autopista.

En este escenario, la Tasa Interna de Rendimiento económico calculada para la inversión fue de 22.1% y el Valor Presente Neto superó la cota de RD$5,800 millones (con una tasa de descuento de 10%). A través de estos indicadores puede entenderse concisamente el dividendo que producirá a la economía nacional la construcción de esta nuevo tramo de Autopista.

En adición a los beneficios cuantificables directos, es obvio que el proyecto ocasionará un favorable impacto en la economía interregional y el desarrollo social. La vía contribuirá a enlazar directamente dos puntos económicamente activos -la capital dominicana y el centro hotelero y habitacional desarrollado en torno al Aeropuerto de Punta Cana- con un elevado potencial para la intercambio de flujos turísticos.

Desde una perspectiva más general, el nuevo tramo vial servirá como un importante eslabón para consolidar el sistema de comunicaciones terrestres entre Santo Domingo y la activa economía agropecuaria y de servicios aledaña a la ciudad de Higüey.

Conclusiones
El proyecto arroja un balance muy favorable entre los beneficios y costos económicos directos. La obra, por igual, inducirá ganancias muy significativas en términos del desarrollo socioeconómico regional.

En suma, la construcción de , Romana-Punta Cana, resulta factible desde el punto de vista económico y social, y puede inscribirse como una alta prioridad dentro de los alcances del programa de construcciones viales de la República Dominicana.

El autor es ingeniero civil, ex secretario de Estado de Obras Públicas, presidente de la firma consultora Tecnoamérica, S. A.

 

Si deseas enterarte de los avances de la construccion de la Autovía del Coral y los grandes beneficios que ésta aporta a los polos turísticos de Punta Cana, La Romana, bayahibe; llena el formulario de mas abajo.

Nosotros te brindamos un servicio personalizado y de calidad para ayudarte con tu búsqueda inmobiliaria. Si necesitas asistencia o tienes preguntas, siéntete libre de contactarnos.